La marca representa el carácter de la organización, sus valores, su forma de hacer, actuar, transmitir y comunicar. En definitiva, es el elemento que crea la individualidad frente a la competencia y el mercado.

El primer paso para construir una buena marca, es el nombre.  Es tan importante como cuando se elige el nombre de un hijo/hija.

Suena sencillo pensar en un nombre, sin embargo, hay que tomar en cuenta aspectos morfológicos, composición, sintaxis entre otros.

Con el nombre que definamos, buscamos que los consumidores puedan fácilmente:

  • Leer
  • Escribir
  • Pronunciar
  • Recordar

“La imagen es la percepción que tienen los consumidores de su marca, mientras que la identidad es lo que la caracterizan y le da valor  por medio del branding”

Imagine… ¿Cuál sería la percepción de sus clientes con un logo mal diseñado o poco profesional de su negocio?

Las decisiones de compra y en general la actitud hacia su producto o servicio sería mal percibido.

Con el diseño de un logo profesional; los consumidores la podrían distinguir, reconocer, identificar e incluso atribuirle experiencias positivas o negativas a la marca.

Ahora pregúntese… ¿Cuál es la percepción que tienen mis clientes?

De modo que comenzaremos realizando un análisis profundo donde iremos determinando las asociaciones, valores e “insights” que existen alrededor de su marca.

Para que la imagen funcione, debe transmitir y saber reflejar la personalidad que tiene definida para su marca; tener un diseño acorde y provocar el interés del consumidor.


Nuestro proceso es creativo, estratégico y  disciplinado

El uso correcto del logotipo, el diseño y la expresión de la marca genera un impacto positivo y contribuye más fácilmente a la recordación de la marca.

El  inicio de un exitoso posicionamiento de marca, comienza con un registro de las decisiones tomadas con respecto a los detalles y lineamientos de la identidad e imagen corporativa, que quedarán plasmadas en una guía llamada “el libro de marca”.

“Cuando contrata a un grupo de especialistas en branding como nosotros, se está garantizando que la imagen de su marca tendrá profesionalismo, estilo y  personalidad”

Lo más importante de registrar su marca es la exclusividad y la protección que usted recibe. Es su mayor patrimonio el cual le permitirá en un futuro poder vender o transferir su marca.

Registrar su marca es sentirse tranquilo(a) porque es suya y todo lo que invierta en ella se reflejarán en ganancias.